El Ministerio del InteriorKirguís ha dado a conocer la detención de un ciudadano de etnia eslava debido a su implicación en el reparto de propaganda del grupo religioso, prohibído en Kirguistán.

El hombre, de 52 años, fue detenido en una parada de autobús en Kant, una de las ciudades más importantes cercanas a la capital.

El hecho ha causado sorpresa entre las autoridades, en tanto que, hasta ahora, tanto en Kirguistán como en el resto de repúblicas centroasiáticas, los implicados en las actividades del grupo siempre habían sido predominantemente de etnia uzbeka o kirguís. Esto se debe al carácter religioso de Hizb ut-Tahrir, cuyos objetivos pasan por crear un califato islámico en toda Asia Central regido por la sharia.

A pesar de que el grupo continuamente reivindica su carácter pacífico y que no ha podido demostrarse su implicación en actividades violentass, su proselitismo y su expansión continuada entre la población de la región han llevado a la mayoría de los gobiernos centroasiáticos a prohibir sus actividades y a detener a multitud de personas acusadas de pertenecer a la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s