Seguramente a pocos de vosotros os sonarán los nombre de Zyta y Gita. Es normal, porque su caso es uno más de los que se dan en un remoto rincón del planeta y es difícil que lleguen a ser conocidos.

Zyta y Gita son dos hermanas, de la etnia lezguín, procedentes de un pueblo cercano a Bishkek, la capital. Dos niñas normales, muy despiertas, sonrientes y alegres… pero con una circunstancia que las diferenciaba del resto de los niños. Eran siamesas.

Nacieron unidas por la cadera, de tal forma que compartían ciertos órganos pero a la vez eran casi independientes. Cada una tenía sus miembros y podían moverse, aunque con mucha dificultad, evidentemente.

Hace 6 años, los padres de las niñas, Zumryat y Rashid, consiguieron tras muchísimos esfuerzos que un hospital en Moscú se atreviera y arriesgara a realizar una operación para separarlas. Afortunadamente todo fue bien, y a pesar de que el resto de su vida tendrán que contar con prótesis y ayuda externa, parece que el cambio las ha sentado bien y ahora pueden tomar cada una su camino…

Hemos sabido que Zumryat está intentando conseguir la nacionalidad rusa para las chicas, ya que han cumplido ya 17 años, se acaba su escolarización obligatoria, y necesitan unos cuidados que dificilmente podrán conseguir en Kirguistán.

Desde SUMALAK deseamos que las chicas tengan mucha suerte allí donde se encuentren y que puedan cumplir todos sus deseos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s