El pasado mes de julio, muchos medios interacionales se hicieron eco del ataque sufrido por Almazbek Tashiev, un periodista kirguís que trabajaba en el sur del país; el día 4 de julio ingresó con heridas graves en en un centro de Nookat, en la provincia de Osh.

Apenas unos días después,el policia local Shukur Nurmatov confesó ser el autor de las heridas infligidas a Tashiev, que moriría una semana después en el hospital, incapaz de recuperarse.

Varias asocaciones de Derechos Humanos han expresado su esperanza en que el desarrollo de este caso sea un ejemplo para posibles futuros ataques contra periodistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s