Ayer, 3 de octubre, una manifestación que transcurría en el centro de Bishkek, con alrededor de unas mil personas, terminó en un intento de asalto al palacio presidencial, la conocida como “Casa Blanca” de Kirguistán.

Los manifestantes exigían la nacionalización de la principal mina de oro del país, Kumtor, gestionada por la empresa canadiense Centerra Gold Company. La mina (una de las principales fuentes de ingresos del país) lleva mucho tiempo siendo objeto de polémicas, tanto por las negociaciones entre la compañía y los diferentes gobiernos, como por acusaciones de evasión fiscal y envenenamiento de los terrenos cercanos.

Ayer, a la multitud concentrada se les unió Kamchybek Tashiev, líder del conservador partido político Atá-Yurt, y firme defensor de posturas nacionalistas. Fue él quien, al parecer, instó a los manifestantes a tomar por asalta el palacio presidencial y exigir allí mismo sus reivindicaciones. “No necesitamos 20.000 personas para tomar el poder. ¡Podemos hacerlo ahora! ¡Debemos hacerlo!” fueron algunas de sus arengas.

Kamchybek Tashiev (en el centro, con traje y corbata) dirige a los manifestantes hacia el palacio presidencial. Foto de AkiPress

A pesar de los esfuerzos de la policía, muchas personas consiguieron entrar al recinto saltando las vallas, incluido el propio Tashiev. La seguridad del recinto y los antidisturbios usaron gases lacrimógenos y perros hasta que consiguieron expulsar a todos los asaltantes. Según fuentes oficiales, hay 10 heridos en total; algunos testigos afirman que algunos de ellos tenían heridas por bala, pero este hecho no se ha confirmado aún.

Uno de los momentos del asalto. Foto de AkiPress

Tanto Tashiev como otros participantes en el asalto fueron detenidos y hoy se empieza a discutir cuál será su situación ya que, como diputado, tiene inmunidad; únicamente el Fiscal General del Estado podría presentar acusaciones contra él.

Mientras, hoy también se están celebrando algunas concentraciones, en el sur del país, de apoyo al diputado conservador y que exigen su excarcelación. Sin embargo, parece que no están siendo demasiado masivas ni violentas.

Desafortunadamente, este incidente vuelve a traer la incertidumbre a una población que lleva viviendo 10 años de inestabilidad política y social; a pesar de que la tónica general es la de querer mantener la calma y olvidarse de estos conflictos (que mucha gente percibe como luchas entre políticos por sus propios intereses), es muy fácil hacer estallar un conflicto que ponga en peligro la buena marcha que se había establecido en el país desde hace un par de años.

Este cartel ha aparecido esta mañana en las vallas del palacio presidencial, pidiendo que cesen los conflictos y afirmando que la población sólo quiere estabilidad.

Si queréis ver el vídeo del asalto, está aquí, gracias a la agencia de información Kabarlar:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s