El que fuera yerno del primer Presidente del Kirguistán democrático, Askar Akaev, ha sido condenado a 20 años de prisión por delitos de evasión fiscal, fraude financiero y privatización ilegal de la propiedad.

Esta sentencia es más un gesto que una realidad, porque Adil Toighonbaev lleva fuera de Kirguistán muchos años, cuando huyó junto a toda su familia política tras el levantamiento popular de 2005 que acabó con el régimen de Akaev. Toighonbaev ha sido detenido en varias ocasiones por requerimiento de la Interporl: en 2013 en Kazajstán, en 2014 en Moscú y en 2016 en Dubai. Nunca ha sido extraditado a Kirguistán porque es ciudadano de Kazajstán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s