Atambaev no apuesta por el alfabeto latino

El presidente Atambaev ha mostrado sus dudas respecto al debate que existe en Kirguistán sobre la adopción o no del alfabeto latino frente al que actualmente se usa en el país, el cirílico.

En una conferencia en Bishkek el pasado 20 de julio, Atambaev puso de manifiesto que esta decisión tendría más contras que pros, y citó la brecha generacional que podría abrir entre ciudadanos educados en el alfabeto cirílico y los jóvenes que se educaran en el latino; las dificultades para convertir todos los textos de uno a otro, los problemas en la Administración, etc.

El debate, que vuelve cada cierto tiempo a las repúblicas centroasiáticas, ha resucitado como motivo del anuncio de Nursultán Nazarbaev, presidente de Kazajstán, que declaró el pasado abril que su país pasará a tener plenamente un alfabeto latino en 2025.

Toighonbaev, sentenciado a 20 años de prisión

El que fuera yerno del primer Presidente del Kirguistán democrático, Askar Akaev, ha sido condenado a 20 años de prisión por delitos de evasión fiscal, fraude financiero y privatización ilegal de la propiedad.

Esta sentencia es más un gesto que una realidad, porque Adil Toighonbaev lleva fuera de Kirguistán muchos años, cuando huyó junto a toda su familia política tras el levantamiento popular de 2005 que acabó con el régimen de Akaev. Toighonbaev ha sido detenido en varias ocasiones por requerimiento de la Interporl: en 2013 en Kazajstán, en 2014 en Moscú y en 2016 en Dubai. Nunca ha sido extraditado a Kirguistán porque es ciudadano de Kazajstán.

Nace la Unión Económica Euroasiática

El 1 de enero de 2015 la Unión Económica Euroasiática, un proyecto largo tiempo buscado por Rusia y varios países de la ex-URSS, comenzó su existencia legal.

Tras la caída de la Unión Soviética, la prin­cipal he­rencia que los pue­blos orien­tales con­ser­varon de su ex­pe­riencia his­tó­rica de unión con Rusia fue su cons­ti­tu­ción como agentes le­gales e in­de­pen­dientes del sis­tema de es­ta­dos. Moscú en­cuentra en ese hecho his­tó­rico – ha­berles do­tado de ins­tru­mentos po­lí­ti­co-ad­mi­nis­tra­tivos con que in­te­grarse en el sis­tema mo­derno de es­tados –, la jus­ti­fi­ca­ción de la an­tigua tra­di­ción im­pe­rial rusa y el ar­gu­mento para con­so­lidar las sin­gu­la­ri­dades geo­po­lí­ticas que com­parte con cada uno de ellos.

Sobre esta ex­pe­riencia común con las otras na­ciones de la Unión Euroasiática (Bielorrusia, Kazakstán y Armenia desde co­mienzo de año, Kirguistán desde el 15 de ma­yo), el pre­si­dente Putin es­pera res­taurar la in­fluencia rusa y for­ta­le­cerse para una com­pe­ti­ción geo­po­lí­tica con Occidente, que le ha lle­vado hasta ahora a la ane­xión de Crimea a Rusia y a la pro­vo­ca­ción de mo­vi­mientos se­pa­ra­tistas en la parte su­r-o­riental de Ucrania.

En cierto modo, y desde el punto de vista geo­po­lí­tico, la for­ma­li­za­ción de la UEE es un in­tento me­ri­torio de Putin por ofrecer algún con­tra­peso o freno al avance im­pa­rable de China en Asia Central. China está ple­tó­rica de di­vi­sas, y Rusia ve sus re­servas des­cender por las san­ciones oc­ci­den­ta­les, la in­fla­ción y la caída de los pre­cios del pe­tró­leo.

La de­bi­li­ta­ción de la eco­nomía rusa es una ame­naza di­recta a las re­mesas de los mi­llones de tra­ba­ja­dores de los otros países de la Unión que desde Rusia en­vían sus aho­rros a casa. Esto, cier­ta­mente, no pres­tigia el pro­yecto de unión eco­nó­mica li­de­rado por la Rusia de Putin.

Extracto del artículo Nace la Unión Económica Euroasiática y Lituania entra en el euro, de Antonio Sánchez-Gijón, disponible en: https://www.capitalmadrid.com/2015/1/2/36588/nace-la-union-economica-euroasiatica-y-lituania-entra-en-el-euro.HTML

Adoptar en Kirguistán

Hace algunas semanas, varios medios de comunicación se hicieron eco de una noticia esperanzadora para muchos padres que están deseando adoptar un hijo o una hija fuera de nuestras fronteras: ahora es posible adoptar en Kirguistán para los ciudadanos españoles.

Desde entonces, muchas personas se han puesto en contacto con nosotros para solicitar información y hemos intentando ofrecer toda la que hemos podido y basándonos en fuentes oficiales y fiables, como hacemos siempre, pero más tratándose de un tema tan delicado como este. Pues bien, algo hemos averiguado, y vamos a intentar daros la información lo más claramente posible…

Para empezar, la información es real y oficial. Nos pusimos en contacto con la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, que nos confirmó que, efectivamente, el pasado 16 de octubre, la Comisión Interautonómica de Directores Generales de Infancia aprobó la apertura de la adopción en Kirguistán “cuando existan Entidades Colaboradoras de Adopción Internacional (ECAIs) que cuenten con la necesaria acreditación tanto en España como en Kirguistán”.

Bien, ese paso está dado. Ahora viene el siguiente, que es identificar las ECAIS españolas que pueden tramitar las adopciones en Kirguistán. Aquí la cosa se complica porque, si bien sabemos que el Ministerio de Desarrollo Social de Kirguistán ha puesto un cupo máximo de 3 ECAIs por país para que puedan trabajar en el país, éstas aún no han sido definidas del todo. Nos hemos puesto en contacto con el Ministerio allí para ver si nos pueden informar sobre qué ECAIs en concreto son las que podrán realizar los trámites, y estamos esperando que nos las confirmen.

Por lo tanto, si bien es cierto que la adopción será posible, aún no sabemos con seguridad qué ECAIs serán las que podrán hacerlo ni , según nos comunica la Secretará de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, tampoco ellos lo saben oficialmente.  Lo que significa que todavía ninguna ECAI puede afirmar con rotundidad que puede prestar estos servicios, por si os encontráis con el caso…

Esperamos que en breve, desde Kirguistán nos puedan confirmar qué ECAIs son las acreditadas para poder informar con seguridad a todos los padres y madres que deseen adoptar en Kirguistán.

De momento, lo único que podemos hacer es esperar…

 

Elecciones en Kirguistán

Este próximo domingo se celebran en Kirguistán elecciones de los consejos locales (algo así como nuestros parlamentos autonómicos, aunque algo diferente), en varias regiones y algunas ciudades. Los partidos nacionales más importantes, como el Partido Socialdemócrata (Социал-демократическая партия Кыргызстана) del actual presidente Atambaev, Respublika (Республика), del ex Primer Ministro Babanov, Ata-Meken (Ата-Мекен), Ata-Jurt (Ата-Журт), o Ar-Namys (Ар-Намыс) están bien situados para alcanzar el mayor número de votos, pero últimamente también han crecido en importancia algunos partidos más pequeños, formados muchos de ellos por una generación más joven, que intentan hacerse un hueco en la política de Kirguistán a través de estas elecciones, más cercanas para la población que las generales o presidenciales.

La elección que más repercusión está teniendo es la que tendrá lugar en Bishkek, la capital, por la propia importancia de la ciudad en la vida del país como por lo que significa ocupar un puesto en la administración de la ciudad para saltar al gobierno central.

Como veréis, los partidos allí también intentan conseguir el mayor número de votos, aunque por lo menos en lo que se refiere a campañas electorales, tienen más imaginación… 😉

Os dejamos algunos vídeos promocionales de varios partidos en liza por conseguir diputados en el parlamento de Bishkek, empezando por este del partido Zamandash-Sovremenik (Замандаш-Современник):
Este otro es del partido Stolitsa (Столица):
El recién creado Za jizn bez barerov (За жизнь без барьеров) ha hecho varios vídeos preciosos sobre la ciudad:
 
El partido Ak-Shumkar (Акшумкар), en cambio, opta por una propaganda más tradicional…
Ata-Meken (Ата-Мекен) tampoco es que innove mucho…
Asman Ala-Too (Асман Ала-Тоо), otro partido nuevo formado básicamente por jóvenes, también ha echado el resto en sus promociones:
Bueno, esto es sólo una muestra y no hemos entrado en sus programas, pero por lo menos podemos hacernos una idea de cómo ve cada partido su forma de promocionarse, no? Estaremos atentos a los resultados de las elecciones…

La ley y el orden privatizados en Kirguistán

Una mañana en la capital de Kirguistán, Dilnoza se despertó y descubrió que su nuevo automóvil Toyota Corolla no estaba. Enseguida supo a quién llamar, y no era la comisaría de su barrio.

Dilnoza denunció el hecho a una agencia de seguridad privada, que insistió en que no revelara su nombre completo. Seis días después, los operativos de la agencia lograron encontrar y recuperar su automóvil, ubicado en un poblado a las afueras de la capital.  Al ser consultada por qué no recurrió a la policía, su respuesta fue práctica. “Pagué a la compañía para que tuvieran un incentivo para buscarlo. La policía no lo tiene”, explicó la mujer de 33 años, quien dijo estar en una “cómoda posición económica”.

En los últimos ocho años, dos presidentes de Kirguistán fueron derrocados en medio de violentas protestas callejeras y saqueos generalizados. Eso, sumado a la propagada corrupción, diezmó la confianza de la población en la policía nacional. No sorprende entonces que muchas personas y empresas recurran a agencias privadas de seguridad para proteger su propiedad e investigar delitos.

Según cifras otorgadas por un funcionario del Ministerio del Interior, hay 400 agencias privadas de seguridad con permiso de porte de armas en este país, 30 de las cuales operan todo el año. Muchas de estas, como la contratada por Dilnoza, se niegan a hacer declaraciones sobre sus actividades. De las empresas activas de Bishkek, 13 integran la Unión de Agencias de Seguridad, un foro que se reúne regularmente con oficiales de la policía para discutir cuestiones prácticas del trabajo.

Funcionarios del Ministerio del Interior participan de los encuentros, según Vladimir Besarabov, director general de Barracuda, una agencia de detectives y de seguridad, pero es raro que exista cooperación entre las estructuras de seguridad privada y pública.  “La policía nos ve como competencia”, explicó a EurasiaNet.  “Es lógico”, apuntó Besarabov, cuya empresa creció de los 30 empleados con que se fundó, en 2004, a los 200 actuales, ofreciendo servicios personales y corporativos. Entre sus clientes se encuentra la multinacional de bebidas Coca-Cola.

La policía también ofrece servicios de custodia pagos, indicó. Pero las fuerzas privadas están mejor remuneradas y son más profesionales, añadió. Los miembros de la Unión de Agencias de Seguridad envían a sus guardias a un curso dictado por Dordoi Securities, una de las grandes empresas con 800 empleados, donde les hacen análisis psicológicos y los capacitan en primeros auxilios y manejo de armas.  Por su parte, la academia de policía de Kirguistán tiene fama de ser una guarida de corruptos. Una reyerta en una fiesta de graduación en el último verano boreal repercutió en su reputación en materia de profesionalismo.  “Tratamos de no contratar gente del Ministerio de Asuntos Internos porque la policía está llena de malos hábitos”, apuntó Besarabov. “La fuerza es corrupta, y su definición de servicio no corresponde al grado de trabajo que pido a mis muchachos”, añadió.

Muchos residentes de Bishkek creen que los oficiales de policía están más interesados en usar sus cargos para beneficio personal que en preservar la seguridad pública. Omurbek Suvanaliev, oficial de carrera que desempeñó brevemente el cargo de Ministro del Interior en el gobierno del derrocado Kurmanbek Bakiev (2005-2010), reconoció que la desmoralizada fuerza policial perdió credibilidad a los ojos de la población. “La gente comprende que las estructuras de seguridad existen para defender al jefe de Estado y a otras autoridades”, dijo a EurasiaNet. “La policía perdió sus funciones civiles”, apuntó.

Pero el aumento de empresas privadas de seguridad y de detectives, que no responden a una cadena de mando centralizada, es riesgoso. Esas agencias pueden ofrecer cobertura a actividades delictivas, alertó. “Nos negábamos a otorgar licencias a personas consideradas una amenaza para la seguridad pública”, indicó Suvanaliev, quien fuera dos veces jefe de policía de Bishkek y ahora dirigente político de la oposición. “Pero luego, la familia Bakiev comenzó a otorgar licencias a todo el mundo, incluso a sus vínculos de criminales y narcotraficantes”, añadió.

Clientes como Dilnoza pueden elegir entre las posibles actividades delictivas de las agencias privadas y los abiertos reclamos de soborno de los oficiales de la policía. “Los policías son ladrones, lo vemos a diario”, se quejó.  Como integrante de la minoría uigur, sin conexiones con la fuerza policial, también siente que es menos probable que las autoridades respondan a su solicitud de asistencia.  “Se trata de qué puedas pagar y de quién protegerá mejor tus intereses”, arguyó.

Artículo de Chris Rickleton, publicado originalmente en IPS/EurasiaNet y disponible en: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=101891

Contra el secuestro de novias en el Día de las Niñas

Hoy, I Día Internacional de las Niñas, nos unimos a las protestas contra los abusos de todo tipo que sufran muchas niñas en el mundo y, también, en Kirguistán.

Una parte de esos abusos se centran en el secuestro de chicas para casarse con ellas, una forma desviada de antiguas tradiciones nómadas totalmente desvirtuadas; muchas jóvenes en el país (muchas de ellas menores) son forzadas a casarse con desconocidos ante la pasividad e incluso el consentimiento de gran parte de la sociedad. Aunque es un delito, la vergüenza social o las presiones muchas veces hacen que no se denuncien los casos o que, incluso denunciándose, no llegue a hacerse nada.

Poco a poco la mentalidad va cambiando y esperamos que en un futuro cercano, ninguna chica sea obligada a casarse de esa manera.

Os dejamos algunos vídeos que ejemplifican los esfuerzos que se están haciendo para luchar contra estas acciones.

Vuelven los disturbios a Bishkek

Ayer, 3 de octubre, una manifestación que transcurría en el centro de Bishkek, con alrededor de unas mil personas, terminó en un intento de asalto al palacio presidencial, la conocida como “Casa Blanca” de Kirguistán.

Los manifestantes exigían la nacionalización de la principal mina de oro del país, Kumtor, gestionada por la empresa canadiense Centerra Gold Company. La mina (una de las principales fuentes de ingresos del país) lleva mucho tiempo siendo objeto de polémicas, tanto por las negociaciones entre la compañía y los diferentes gobiernos, como por acusaciones de evasión fiscal y envenenamiento de los terrenos cercanos.

Ayer, a la multitud concentrada se les unió Kamchybek Tashiev, líder del conservador partido político Atá-Yurt, y firme defensor de posturas nacionalistas. Fue él quien, al parecer, instó a los manifestantes a tomar por asalta el palacio presidencial y exigir allí mismo sus reivindicaciones. “No necesitamos 20.000 personas para tomar el poder. ¡Podemos hacerlo ahora! ¡Debemos hacerlo!” fueron algunas de sus arengas.

Kamchybek Tashiev (en el centro, con traje y corbata) dirige a los manifestantes hacia el palacio presidencial. Foto de AkiPress

A pesar de los esfuerzos de la policía, muchas personas consiguieron entrar al recinto saltando las vallas, incluido el propio Tashiev. La seguridad del recinto y los antidisturbios usaron gases lacrimógenos y perros hasta que consiguieron expulsar a todos los asaltantes. Según fuentes oficiales, hay 10 heridos en total; algunos testigos afirman que algunos de ellos tenían heridas por bala, pero este hecho no se ha confirmado aún.

Uno de los momentos del asalto. Foto de AkiPress

Tanto Tashiev como otros participantes en el asalto fueron detenidos y hoy se empieza a discutir cuál será su situación ya que, como diputado, tiene inmunidad; únicamente el Fiscal General del Estado podría presentar acusaciones contra él.

Mientras, hoy también se están celebrando algunas concentraciones, en el sur del país, de apoyo al diputado conservador y que exigen su excarcelación. Sin embargo, parece que no están siendo demasiado masivas ni violentas.

Desafortunadamente, este incidente vuelve a traer la incertidumbre a una población que lleva viviendo 10 años de inestabilidad política y social; a pesar de que la tónica general es la de querer mantener la calma y olvidarse de estos conflictos (que mucha gente percibe como luchas entre políticos por sus propios intereses), es muy fácil hacer estallar un conflicto que ponga en peligro la buena marcha que se había establecido en el país desde hace un par de años.

Este cartel ha aparecido esta mañana en las vallas del palacio presidencial, pidiendo que cesen los conflictos y afirmando que la población sólo quiere estabilidad.

Si queréis ver el vídeo del asalto, está aquí, gracias a la agencia de información Kabarlar:

El gobierno de Kirguistán dimite

Finalmente, el pasado 22 de agosto, las débiles alianzas que mantenían la coalición de gobierno en Kirguistán saltaron por los aires. Tras meses de acusaciones cruzadas de corrupción, aunque básicamente centradas en la figura del Primer Ministro Omurbek Babanov, dos partidos han abandonado la coalición, rompiendo así la mayoría parlamentaria existente.

En realidad, gran parte del país daba por hecho que Babanov no llegaría hasta septiembre en su cargo, pero los acontecimientos se han precipitado. La semana pasada, el líder del partido Ata-Meken, Omurbek Babanov (que formaba parte de la coalición de gobierno), acusó directamente al Primer Ministro de participar en un acuerdo fraudulento con una compañía turca que ha obtenido un contrato para obras de construcción en la base militar de Manás (por otra parte, una incesante fuente de conflictos y acusaciones de corrupción en el país). Babanov habría recibido compensaciones por favorecer a la empresa turca, entre ellas, un caballo pura sangre valorado en más de un millón de dolares.

Omurbek Babanov, Primer Ministro de Kirguistán

A pesar de negar reiteradamente las acusaciones, Babanov ha perdido la confianza de dos de los grupos políticos de la coalición: Atá-Meken y Ar-Namys, lo que deja en el parlamento solos a Respublika (el partido de Babanov) y al Partido Socialdemócrata (al que pertenece el actual presidente Almazbek Atambaev). El otro partido presente en el parlamento, Ata-Jurt, era el único que se encontraba en la oposición y siempre ha estado frontalmente en contra del primer ministro.

Ahora, el presidente Atambaev debe designar a un partido presente en el parlamento para que forme una coalición en un plazo de 15 días; si este partido es incapaz de llegar a un acuerdo de gobierno con otros, el presidente debe designar la tarea a otro partido. Si esta solución también falla, cualquier partido puede tomar la iniciativa de formar una coalición y, finalmente, si incluso de esta manera nadie puede llegar a un acuerdo, se convocarían nuevas elecciones parlamentarias que, previsiblemente, se celebrarían a principios de 2013.

Muchos dan por hecho que Atambaev elegirá a su Partido Socialdemócrata para que forme gobierno y que, seguramente, lo haga con Ata-Meken y Ar-Namys, dejando a Respublika (aunque ha sido uno de sus socios principales en los últimos años) de lado durante un tiempo. Ata-Jurt no entra en muchas de las quinielas como parte de la coalición por la enorme distancia ideológica que separa a este partido del resto de grupos parlamentarios. Sin embargo, en Kirguistán es difícil descartar nada…

Lo realmente importante para el país es que estos procesos tengan lugar de forma pacífica y por los cauces legales, para evitar nuevas inestabilidades que ahonden la mala situación económica y que demuestren que, a pesar de las deficiencias que tiene el sistema político, Kirguistán es el mejor ejemplo de pluralidad y democracia en toda la región de Asia Central.

Por fin se aprueba la exención de visado para entrar en Kirguistán

Ya es oficial. Parecía que no iba a llegar nunca, pero hoy se ha aprobado la ley por la que se aplicará, hasta diciembre de 2020, una exención de visado para entrar en Kirguistán a los nacionales de 44 países, entre ellos España.

La medida está dirigida a facilitar la entrada de turistas en el país, y aumentar así los ingresos de este tipo, que, aunque importantes, en el país, aún están lejos de ser una fuerte entrada de dinero para el país.

A partir de ahora, se podrá permanecer en el país hasta 60 días sin necesidad de tramitar visado alguno.

¡Una muy buena noticia para los amantes de Kirguistán!

¡Noticias frescas sobre el visado para Kirguistán!

Hoy mismo el Parlamento kirguís ha aprobado finalmente la ley por la que los ciudadanos de 44 países no necesitarán visado para una estancia de hasta 60 días en Kirguistán. Y sí, ¡España está entre ellos!

Aún falta la firma del Presidente para que la ley entre en vigor, pero esto es muy buena noticia para todos los que queráis viajar al país.

Os dejamos el enlace a dos webs que recogen la noticia, la primera en inglés y la segunda en ruso:

http://eng.24.kg/politic/2012/06/14/24758.html

http://www.knews.kg/ru/parlament_chro/17729/

A dos años del conflicto en el sur de Kirguistán, la tensión permanece

Estos días se cumplen dos años del conflicto que se extendió por todo el sur de Kirguistán y que dejó como triste resultado más de 400 personas fallecidas y miles de desplazados. Mientras se celebran actos de homenajes a las víctimas, parte de la población sigue reconstruyendo las viviendas que fueron destruidas; y peor que eso, los rumores que circulan por la región no dejan espacio para la tranquilidad…

En junio de 2010 Kirguistán vivía en uno de los periodos más tensos de su historia reciente; en abril de ese año, unas revueltas populares contra las medidas del presidente Kurmanbek Bakiev acabaron en un baño de sangre en las céntricas calles de Bishkek, la capital del país. Para sorpresa de los manifestantes que se agolpaban a las puertas de la sede presidencial, tropas del ejército abrieron fuego contra la población, causando casi 100 víctimas mortales.

Un cartel con la imagen del presidente Bakiev es destrozado durante las revueltas

Sin embargo, la revuelta triunfó y el presidente tuvo que abandonar precipitadamente la ciudad. En lugar de abandonar el país, se refugió en su región natal, en el sur del país, donde aún contaba con un considerable apoyo. Esta situación dejó a Kirguistán en una enorme incertidumbre, con un Gobierno Provisional en el norte, en Bishkek, formado por políticos de oposición que declararon el inicio de una serie de reformas políticas trascendentales que alejaran al país del régimen autocrático en el que se había instalado desde años atrás. Por otro lado, el sur se mantenía en tensión, con parte de él apoyando al ex-presidente y otro temiendo que se interviniera militarmente contra este y sus aliados.

En este clima, a mediados de junio de 2010 estallaron en la ciudad de Osh una serie de peleas en la calle que, en un principio, parecían ser simplemente conflictos entre jóvenes locales. Sin embargo, horas después toda la ciudad estaba en guerra. La parte visible del conflicto fue la de una lucha fratricida entre las comunidades kirguizas y uzbekas de la zona, con grupos armados de ambos bandos literalmente “cazando” a miembros del contrario. En esta pelea, los que se llevaron la peor parte fueron los uzbekos, que se convirtieron en el chivo expiatorio de gran parte del resentimiento y la rabia que sentía la población kirguís del sur.

El céntrico bazar de Osh destrozado

Tradicionalmente, en esta zona de Kirguistán, que tiene como núcleo el fértil valle de Fergana, han convivido diferentes nacionalidades si no de una manera absolutamente ejemplar, sí manteniendo una cierta estabilidad social. Esta situación se mantuvo durante muchos años debido a los diferentes “nichos” económicos, sociales y políticos que mantenían las diferentes nacionalidades que habitan la región y, sobre todo, las mayoritarias, kirguizos y uzbekos. Estos últimos han sido desde hace siglos comerciantes, agricultores sedentarios que construyeron la ciudad de Osh y basaban su modo de vida en el comercio con los pueblos del vecino Uzbekistán; mientras, los kirguizos han sido siempre pastores semi-nómadas que habitaban regiones rurales y montañosas de la zona.

El desmembramiento de la URSS y los cambios que sobrevinieron en la década de los noventa introdujeron cambios importantes en ese status quo. Ya a principios de esa década tuvo lugar un conflicto importante en la región ocasionado por la lucha por el acceso a terrenos agrícolas y su distribución entre nacionalidades; el nuevo estado de Kirguistán vio cómo la población kirguís se desplazaba a zonas urbanas y reclamaban tierras para vivir y trabajar, ocupadas mayoritariamente por uzbekos. En aquellos momentos se percibía ya el clima de intensificación de un nacionalismo kirguís que no ha hecho más que crecer con los años, un nacionalismo que reclama que el estado se identifique con la población puramente kirguís, discriminando a otras nacionalidades, y en especial a los uzbekos.

Cientos de miles de refugiados uzbekos huyeron a través de la frontera con Uzbekistán escapando de la violencia

En 2010, estos mismos sentimientos se habían intensificado, sumando a las críticas por cuestiones económicas las políticas y sociales. Durante los años noventa, el presidente Akaev se apoyó en las comunidades uzbekas del sur para cimentar su poder político, consiguiendo de ellos la garantía de una estabilidad en el sur que es absolutamente fundamental en Kirguistán. Tras el derrocamiento de Akaev en 2005 y la llegada de Bakiev a la presidencia, la situación cambió; Bakiev, originario del sur, traía consigo el resentimiento propio de un kirguís del sur que creía firmemente que los uzbekos habían sido tratados por los anteriores gobiernos con benevolencia e incluso preferencia respecto a la población kirguís. El discurso nacionalista excluyente se extendió por todo el país, señalando a la población uzbeka como un grupo “extranjero” cuyo objetivo final era la independencia y el “robo” de bienes y territorio que por derecho propio correspondían a los kirguizos.

Desde esa perspectiva, y con el ambiente de inestabilidad que veíamos antes, estallaron los conflictos en junio de 2010. Diversos informes elaborados por comisiones de investigación, tanto nacionales como internacionales, han señalado otras causas adicionales, como la búsqueda de una inestabilidad política que restara credibilidad al recién creado Gobierno Provisional, la lucha por mantener unas redes de negocios ilegales como el narcotráfico o la creación de un poder regional sureño alternativo al central en el norte.

Sea como sea, el resultado fue que, durante días, varias ciudades en el sur fueron testigos de crímenes indescriptibles cometidos por la propia población contra sus vecinos. Barrios uzbekos fueron arrasados enteros, familias completas asesinadas, negocios destrozados…  Se ha señalado también la incapacidad del gobierno central para lidiar con el conflicto, y esto es más que evidente. Aunque es justo reconocer que las nuevas autoridades, con la presidenta Otunbaeva a la cabeza, apenas llevaban dos meses en el poder, y que se lanzaron peticiones desesperadas de ayuda tanto a Rusia como a organismos internacionales, con muy tímidas respuestas. Asimismo, es evidente que Kirguistán aún carece de una autoridad total sobre órganos como el Ejército o la policía, especialmente en el sur, donde las autoridades actúan prácticamente con total independencia de las decisiones dictadas por Bishkek.

La ciudad de Osh, con la montaña de Sulaimán al fondo, fue el principal escenario del conflicto

Dos años después el país ha vivido importantes cambios. En julio de 2010, con el conflicto aún candente, se celebró un referéndum que aprobó una nueva Constitución que es absolutamente revolucionaria no sólo en Kirguistán, sino en toda Asia Central. En ella se plasma un sistema político donde el Parlamento tiene muchas más atribuciones de las que ha tenido jamás, dejando al presidente, tradicionalmente la principal figura política del país, con unas funciones mucho más reducidas. Las elecciones parlamentarias que tuvieron lugar a finales de ese año dejó una cámara con una gran variedad de representación política, con partidos nacionalistas conservadores por un lado y progresistas por otro; la inestabilidad política existe, pero hoy en día el juego es distinto.

Sin embargo, respecto a la situación en el sur, desgraciadamente sigue habiendo grandes dudas. Los resentimientos, como es natural cuando aún hay cientos de personas sin hogar, se mantienen, los agravios no se han olvidado, y el entorno político en la región orbita en torno al nacionalismo kirguís. Si a esto se suman los constantes rumores sobre nuevos incidentes entre las comunidades, es difícil mantener con seguridad que no se producirán nuevos conflictos. La sensación en la zona entre la población es de ignorar lo sucedido, de hablar lo menos posible de ello; especialmente la población uzbeka vive en un momento en el que teme reclamar compensaciones o responsabilidades por lo ocurrido por miedo a que se les vuelva a situar en el punto de mira.

Por otro lado, grupos de voluntario de todo el país se organizaron para repartir ayuda humanitaria en las zonas afectadas

Kirguistán está haciendo grandes esfuerzos por convertirse en un país estable y democrático, para no caer en un pozo de conflictos y violencia que nadie sabe cómo acabaría; pero ni mucho menos todas las cosas se han hecho bien, y la realidad de que no se hayan aclarado las circunstancias del conflicto, ni de que se hayan depurado responsabilidades, hace que el episodio no se haya podido cerrar del todo, dejando la puerta abierta a nuevas situaciones de inestabilidad.

Si una cosa han demostrado los habitantes de Kirguistán es que están muy cansados de vivir constantemente con temor y esa sensación de inestabilidad; en los últimos tiempos han reafirmado que no quieren ser marionetas en manos de políticos interesados. El hecho de que a pesar de varios llamamientos a movilizarse por parte de políticos de uno y otro signo no hayan tenido mucho éxito, muestra que el interés principal de la población está en encontrar la estabilidad perdida. Sin embargo, en estas circunstancias, cualquier episodio violento, cualquier cambio brusco de dirección, puede lamentablemente conllevar otro conflicto en Kirguistán.

¿Aún no conoces el nuevo gobierno de Kirguistán?

Exactamente un día antes de que Mariano Rajoy en España anunciara los miembros del nuevo gobierno el pasado dicembre, en Kirguistán pasaba más o menos lo mismo: se ponía en marcha un nuevo gobierno. Con algo más de problemas, o algo más de democracia, según se mire…

En Kirguistán no hubo una mayoría absoluta que ganara las elecciones parlamentarias de octubre de 2010; en realidad, el partido más votado, Atá-Yurt, representa ahora mismo la oposición en solitario. El resto de partidos formaron una coalición (que ha formado el presente gobierno), después de muchas, muchas discusiones… El resultado es esta lista de ministros y otros altos cargos que os dejamos aquí (primero la imagen en ruso) y después, el listado en español (para los que todavía vayáis flojos con el ruso… je je)


Nuevas protestas contra la base de Manás

Ayer mismo se llevó a cabo una manifestación ante la embajada de Estados Unidos en Bishkek, la capital de Kirguistán, para protestar por la ubicación en el territorio de ese país de la base militar estadounidense de Manas.

Decenas de manifestantes, portando pancartas con leyendas tales como “¡Yanquis, go home!” mostraron su rechazo a la permanencia de tropas estadounidenses en el aeropuerto internacional de Manás, la principal base militar de la OTAN en Asia Central. Los manifestantes amenazaron con cortar la carretera que une la capital del país con la base aérea, si esta no es cerrada y si no finaliza la presencia militar en Kirguistán.

La base aérea Manas, que EE. UU. tiene en ese país desde diciembre de 2001, se encuentra a unos 300 kilómetros de Afganistán y alberga a unos 1.500 efectivos. Presta servicios esenciales de provisión de combustible a los aviones que vuelan en la zona y sirve de apoyo la campaña militar del Pentágono que se desarrolla en suelo afgano.

Por su parte, el nuevo presidente de Kirguistán, Almazbek Atambáev, prometió cerrar la base Manas, lo que sería un golpe muy importante a las operaciones de EE. UU. en la región. Después de su victoria en las presidenciales de octubre, Atambáev declaró en su primera rueda de prensa como presidente que la base “es peligrosa” y que EE. UU. tiene que salir de Manas para 2014 (año en que finaliza la vigencia del acuerdo).

“Sabemos que EE. UU. está a menudo metido en conflictos. En primer lugar en Irak, también en Afganistán y ahora las relaciones están tensas con Irán. No me gustaría que uno de estos países nos ataque en represalia por esta base militar”, señaló el presidente de Kirguistán.

Mientras tanto, la base de Manas es un lugar que, según algunos analistas, se estaría transformando en un enclave de operaciones encubiertas dentro de la nación centroasiática. Según consideran algunos expertos en Kirguistán, la base de Manás, oficialmente un “centro de transporte y transbordo”, pero que en algunos documentos estadounidenses es calificada de “base militar”, es actualmente un canal de tránsito de insurgentes armados sunitas que organizan operaciones en el sur de Irán en contra de las autoridades de Teherán.

Fuente: Russian Today en español

Articulo completo en:http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_35513.html

Y aquí, os dejamos un vídeo que hace un breve repaso sobre la base de Manás:

Resumen de noticias 31.10.2011

Finalizan las elecciones presidenciales en Kirguistán, Almazbek Atambaev obtiene el mayor número de votos

Algo más de 3 millones de personas estaban convocadas el pasado domingo para votar en la sexta elección presidencial que tiene lugar en Kirguistán en su historia como estado independiente.

Sin embargo, estos comicios no son como otros cualquiera… Hay muchos factores que los convierten en foco de atención nacional, regional e internacional. En primer lugar, los dos anteriores presidentes de Kirguistán, Askar Akaev y Kurmanbek Bakiev, fueron derrocados por sendas rebeliones populares (el primero en 2005 y el segundo en 2010) causadas por el progresivo empeoramiento de la situación socioeconómica y la generalizada corrupción en el país. Por tanto, esta es la primera vez que en el país tiene lugar un cambio de presidente por medio de las urnas, y no de una manera violenta.

Almazbek Atambaev

Pero, si atendemos a la situación regional, es asimismo la primera vez que esto ocurre. En Kazajstán, Tayikistán y Uzbekistán continúan asentados en el sillón presidencial las mismas personas que dirigieron la transición en los duros momentos del derrumbe de la URSS y su transformación en repúblicas independientes. En Turkmenistán ha habido un cambio presidencial, pero ha sido causado por la muerte de Niyazov, el presidente “omnipotente”, y a éste le sucedió sin necesidad de elección su elegido.

Estamos asistiendo, pues, al primer cambio de presidente en Asia Central llevado a cabo a través de medios estrictamente democráticos.

Además, este cambio tiene lugar en un momento muy convulso de la historia del país, con un conflicto étnico latente resultado de la ola de violencia que se extendió en el sur del país el verano de 2010, y en el que la población kirguís y la uzbeka se enfrentaron abiertamente, causando miles de víctimas y cientos de miles de refugiados. El peligro de un nuevo estallido social persiste en esa región, especialmente por el aumento del nacionalismo kirguís, alimentado por el anterior presidente Bakiev y por varios de los candidatos presidenciales que se han presentado a estos comicios.

Otra singularidad de las elecciones de ayer tiene que ver con quién entrega el testigo presidencial: Rosa Otunbaeva, la única mujer que ha ocupado el cargo de presidente en Asia Central y la principal impulsora de las reformas que se han llevado a cabo durante todo 2010, dirigidas a establecer en el país un régimen político más centrado en el parlamentarismo que en la acumulación de poderes por parte del presidente, algo muy común en el entorno regional.

Y este es otro de los aspectos a destacar de estas elecciones. A pesar de que Atambaev es un firme defensor de la línea emprendida por Otunbaeva, queda por ver cómo se desarrollaran las relaciones entre el Parlamento y el Presidente, y de qué manera se continuarán las medidas reformadoras. Y, quizá más importante, qué líneas seguirán ambas instituciones para resolver los graves problemas económicos que sufre el país y que son fuente del gran descontento social.

Aún es pronto para realizar este tipo de análisis, especialmente porque todavía tiene que declararse oficialmente la elección de Atambaev. El recuento de votos aún no ha terminado del todo (aunque el porcentaje de Atambaev es suficientemente alto como para descartar que cualquier otro candidato le alcance), y existe un plazo de 20 días para que la Comisión Electoral Central revise las reclamaciones que se hagan.

Desde el mismo momento en que empezaron las elecciones, diferentes candidatos expresaron sus dudas sobre la transparencia de las elecciones, y han acusado a Atambaev de usar los recursos administrativos para beneficiarse personalmente. Es más que probable que estos candidatos presenten alegaciones a la Comisión Electoral denunciando fraudes, así como que tengan lugar algunas manifestaciones públicas a favor de ellos.

El recurso a la protesta pública es recurrente en la política kirguís y movilizar a una cantidad importante de personas es un signo de poder que se ha utilizado con frecuencia; sin embargo, es posible que en este caso la necesidad de la población por estabilizar la situación y la reticencia a que surjan nuevos conflictos puede servir, quizá, de factor que actúe contra la movilización.

Además, uno de los datos más curiosos que se han obtenido de estas elecciones es que la población del sur no ha acudido a votar tanto como en el norte, donde Atambaev cuenta con mayor predicamento. Es posible que la gran cantidad de uzbekos que viven en el sur (principales víctimas del conflicto del año pasado) no hayan participado en las elecciones, desencantados con las direcciones de los principales candidatos. Sin embargo, algunas informaciones también han asegurado que parte de la población kirguís del sur también se siente algo desencantada con los discursos violentos y nacionalistas de los candidatos de esa región.

Estadísticas de participación en las elecciones presidenciales

Sean cuales sean los motivos, parece que Atambaev ha conseguido que gran parte del país confíe en él para continuar la línea reformista emprendida por Otunbaeva.

De ahora en adelante veremos qué irá pasando…

Resumen de noticias 28.10.2011

 

Resumen de noticias 27.10.2011

Resumen de noticias 26.10.2011

Resumen de noticias 25.10.2011

Resumen de noticias 24.10.2011

Desde hoy, y gracias a la cortesía de la cadena informativa K+, de Kirguistán, vamos a ofrecer un resumen diario de las noticias más importantes que tienen lugar en Kirguistán.

Desafortunadamente, los vídeos sólo están disponibles en ruso, así que si aún no lo domináis, poneos a ello!! 😉

Varias expediciones de alpinistas españoles y ecuatorianos finalizan su aventura

Cada vez más grupos de montañeros, tanto de España como de otros países latinoamericanos, fijan su mirada en las cumbres de Kirguistán como objetivo de sus expediciones.

Este verano, nos han llegado noticias del Club Montaña Ferrol y de un grupo de alpinistas ecuatorianos.

De los primeros, Carlos G. Lorenzo y Nuria Valle han estado a punto de hollar la cumbre del pico Lenin, quedándose en los 6.500 metros, muy cerca de los 7.165 en los que se sitúa la cumbre. Las condiciones climatológicas y la dureza del ascenso hicieron imposible el reto, pero aún así, Carlos G. Lorenzo reconoce que “la cordillera del Pamir es la cadena montañosa más salvaje y bonita que hemos visto nunca”. (La Voz de Galicia 15/08/2011 El reto ferrolano al pico Lenin finaliza a 6.500 metros)

Por otra parte, los ecuatorianos Carla Pérez,  Esteban Mena  e Iván Vallejo sí consiguieron llegar a la cima del pico Lenin; y no sólo eso, sino que tras conseguir la hazaña, están inmersos en plena ascensión al pico Pobeda, también en Kirguistán, de 7.436 metros. Más información sobre esta expedición en: El Comercio 15/08/2011 Expedicionarios ecuatorianos coronaron el pico Lenin

Y no podemos (ni queremos) olvidarnos de nuestros queridos amigos de la Asociación Española de Alpinistas con Cáncer, que están llevando a cabo su encomiable labor con su Trekking Solidario.

El gobierno impedirá que los portales de internet informen sobre la campaña electoral

Antes de que se celebren las elecciones presidenciales del 30 de octubre en Kirguistán, el Comité Central Electoral sorprendió con una controvertida decisión que prohíbe la participación de los medios de comunicación de internet en la campaña. A once portales de noticias se les ha denegado la acreditación para informar a los votantes del desarrollo pre-electoral.

La decisión del Comité ha desencadenado activas discusiones en blogs, medios de comunicación cibernéticos, observadores políticos y ONG, mostrando los desafíos que supone el desarrollo de internet en Kirguistán.

La campaña preelectoral empezará el 25 de septiembre. El debate aún es intenso y es poco probable que se calme a medida que las elecciones presidenciales se acercan.

Más información en: Global Voices Español (http://es.globalvoicesonline.org/2011/08/07/kirguistan-el-gobierno-impide-que-los-portales-de-noticias-formen-parte-de-la-campana-electoral/)

Baibolov se presentará a las elecciones presidenciales

Kubatbek Baibolov, Fiscal General hasta hace apenas unas semanas, ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo otoño en Kirguistán. Aunque no ha aportado datos, ha confirmado que varios partidos le han ofrecido su plataforma para que se presente como candidato.

El pasado 31 de marzo Baibolov fue cesado de su cargo debido a las acusaciones que se vertieron su mujer, presuntamente implicada en negocios ilegales con la principal empresa de telecomunicaciones del país, Telecom.

Tras el escándalo, Baibolov acusó públicamente a los principales políticos del país, incluida la presidenta Otunbaeva, de ejercer actividades corruptas para mantenerse en el poder.

Exposición en Bishkek con la obra de un artista uzbeko condenado por el conflicto de Osh

Azimjan Askarov se encuentra actualmente en prisión, condenado a cadena perpetua al haber sido acusado del asesinato de un policía, de incitar al odio interétnico y de participar en la organización de los desórdenes que tuvieron lugar en el sur del país en verano pasado y que causaron cientos de muertos.

Sus familiares y muchas de las organizaciones de Derechos Humanos han protestado desde que se conocieron las acusaciones contra Askarov, alegando que el proceso se debe a sus actividades como defensor de los Derechos Humanos. En marzo pasado, la ONG checa People in Need le otorgó su galardón Homo Homini por su “dedicación a la promoción de los Derechos Humanos,  la democracia, y las soluciones pacíficas a los conflictos violentos”.

Azimjan Askarov

Askarov se graduó en Bellas Artes en Tashkent, en 1977; sus pinturas reflejan principalmente panoramas cotidianos de paisajes y personas que viven en la zona del valle del Fergana.

Kirguistán levanta la prohibición para adopciones internacionales

Azamat fue abandonado por su madre en una maternidad de Bishkek el mismo día que nació, con labio leporino y graves problemas en el paladar. Desde entonces, ha estado viviendo en un orfanato de la capital de Kirguistán y, a diferencia de otros niños, Azamat habla con dificultad y tiene problemas para alimentarse.

Siempre ha existido una esperanza para Azamat: Gabriel y Frank Shimkus, potenciales padres adoptivos en EE.UU., que llevaban ansiosos por dar la bienvenida a su hijo en casa. Pero también han sufrido la desesperación, merced a una moratoria sobre las adopciones internacionales impuestas por el gobierno de Kirguistán en febrero de 2009.

Gabrielle y Frank han estado esperando el día en que Kirguistán modificara su Código de Familia. Ese día llegó el pasado 6 de mayo, cuando la presidente kirguís, Rosa Otunbaeva, convirtió en ley un proyecto aprobado por unanimidad en el parlamento el mes pasado.

La nueva ley abre la puerta a los futuros padres extranjeros para adoptar niños de Kirguistán, aunque también establece controles estrictos para el proceso de adopción, con la intención de evitar que los niños sean víctimas de explotación o abuso.

Extracto y traducción de la noticia de RFERL “Kyrgyzstan Lifts Ban on International Adoptions”, en http://www.rferl.org/content/kyrgyzstan_lifts_ban_on_international_adoptions/24094372.html

Polémica reelección del alcalde de Bishkek

Docenas de personas llevan varios días protestando ante la sede del gobierno municipal de Bishkek, la capital de Kirguistán.

Sus quejas se centran en la manera en que ha sido reelegido el alcalde de la ciudad, Isá Omurkulov. Recientemente, a través de una de las potestades que le otorga la Constitución, la presidenta temporal Rosa Otunbaeva, decidió que las elecciones a la alcaldía de la capital tuvieran lugar el pasado 4 de febrero, y por medio exclusivamente de los votos del consejo municipal, y no en unos comicios directos.

Otunbaeva ha justificado su actuación declarando que se encuentra dentro de sus funciones definir cómo se deben celebrar estas elecciones.

isá omurkulov

Ocho miembros de Hizb ut-Tahrir detenidos en Kirguistán

Las autoridades policiales de la ciudad de Osh han informado de la detención de ocho personas, cinco de ellas en esa misma ciudad y otras tres en la cercana población de Shark.

Se afirma que los detenidos son miembros del grupo religioso Hizb ut-Tahrir, considerado extremista por todos los gobiernos centroasiáticos y cuyas actividades se desarrollan en la ilegalidad, al estar prohibidos que funcionen como grupo.

 

La comisión oficial kirguís que ha investigado el conflicto de Osh publica su informe

La comisión formada por el gobierno kirguís para esclarecer las causas del conflicto del pasado verano en Osh ha hecho público su informe.

Sus autores culpan del origen de la violencia, que dejó cientos de muertos y miles de desplazados, a una serie de actores que ya llevaban tiempo siendo el objeto de las acusaciones del gobierno; entre ellos se encuentran varios de los líderes uzbekos del país, el entorno familiar del ex-presidente Bakiev, redes criminales y de narcotraficantes, extremistas religiosos y a fuerzas externas, aunque a éstas no las identifica el texto.

A pesar de que gran parte de sus conclusiones eran conocidas de antemano, el informe también ha admitido la ineficacia del gobierno a la hora de gestionar la crisis, un toque de atención importante a los líderes que hoy gobiernan Kirguistán.

Uno de los artículos más detallados sobre la publicación de este informe se puede encontrar en la página de Radio Free Europe / Radio Liberty, en inglés. Aquí os dejamos el enlace:

http://www.rferl.org/content/kyrgyzstan_unrest_uzbekistan_commission_report/2272814.html

Almazbek Atambaev, nuevo Primer Ministro

El líder socialdemócrata Almazbek Atambaev fue elegido el pasado viernes en el Parlamento (Jogorku Kenesh) de Kirguistán para el cargo de Primer Ministro del país.

Después de una prolongada discusión y de la votación, 97 parlamentarios aprobaron el programa de gobierno, 92 parlamentarios aprobaron la estructura institucional del gobierno y 88 votantes aprobaron el nombramiento de los principales líderes gubernamentales, incluyendo a Atambaev para el cargo de primer ministro. El líder de Atá-Yurt, Akmatbek Keldibekov, fue elegido para el cargo de presidente del Parlamento.

Después de la reunión, la presidenta del gobierno provisional de Kirguistán, Roza Otunbaeva, felicitó a Keldibekov y a Atambayev por su victoria electoral.

“Kirguizistán ha iniciado un nuevo camino de desarrollo”, dijo Otunbayeva. “Después de una larga espera hemos elegido al presidente del parlamento y al primer ministro”.

“No tenemos tiempo suficiente y debemos empezar a trabajar tan pronto como sea posible. Hay muchas tareas por resolver”.

De acuerdo con la constitución del país, el gobierno podrá ser finalmente formado después de que la presidenta firme el resultado de la elección.

Esta elección pone fin a dos meses de incertidumbre, desde que se celebraron las elecciones parlamentarias el 10 de octubre; tras conocerse los resultados, la sorpresa fue generalizada, ya que fue Atá-Yurt, el partido más nacionalista y contrario al proceso reformista, el que se alzó con la victoria. Durante el proceso de creación de una coalición de gobierno, se llegó a temer que el país viviera un nuevo conflicto violento, lo que afortunadamente no ha llegado a suceder. Después de varios intentos de alcanzar esos acuerdos, finalmente ha sido Omurbek Babanov, el jóven líder del partido Respublika, el que ha liderado el proceso para formar gobierno.